El antiguo alumno, Adrián Martínez, ha conseguido una beca en la prestigiosa Royal Academy of London Music para estudiar los últimos cursos de Viola. Esta escuela está considerada entre las cinco mejores del mundo. Su nivel de exigencia y compromiso es muy elevado, así como la oportunidad que ofrece a sus alumnos.

Adrián comenzó a estudiar música en el conservatorio de Leioa compaginándolos con sus estudios de 4º EP en Munabe. Después su periplo formativo le llevaría al Liceo de Barcelona. Como consecuencia de sus buenas calificaciones y progresión en el manejo de la Viola, un profesor de este centro le animó a pedir una beca en la escuela de Londres. Él mismo nos cuenta cómo fue este proceso.

Adrán ¿Cómo surgió tu afición por la Viola?

– Desde pequeño tuve interés por la música en general. Mis padres me regalaron una batería de juguete y cuando ésta se rompió de tanto tocarla, ellos me animaron a ir a un conservatorio de música. Durante el primero de grado elemental escuché toda clase de instrumentos, pero finalmente me decanté por la dulzura y registro de la Viola.

¿Fue fácil compaginarlo con los estudios en Munabe?

Nunca es fácil seguir con precisión el horario en cursos superiores de dos escuelas completamente opuestas, como lo son un colegio y un conservatorio profesional. Son casi incompatibles, pero ante ese sobresfuerzo y dedicación adicional que me supuso durante años, Munabe supo ayudarme, animarme y guiarme.

¿Qué dirías a los alumnos de Munabe que están apuntados al conservatorio de Música?

A todos los alumnos de Munabe que compaginan el colegio con la música les animo a continuar los estudios de música, a ser fuertes y no rendirse jamás. Pocos tenemos la increíble oportunidad de experimentar y crecer como personas con un instrumento en nuestras manos. La idea de poder tocar un instrumento o crear melodías es apasionante e infinitamente enriquecedor. Al principio será duro, pero al final es un recorrido único y muy bonito.

¿Crees que son importantes los estudios de Música en el curriculum escolar y por qué?

En mi humilde opinión, la música es esencial en el curriculum de la vida. Es un arte y no deja de sorprender a todo el mundo. Como todo, la música sigue avanzando con el paso del tiempo y de ella se pueden sacar muchísimos valores importantes y necesarios para poder vivir en armonía.

Adrián: ¿Cómo surgió la idea de estudiar en la Royal Academy of London?

Siendo sincero, todo fue muy repentino. Durante el primer curso académico en Liceu, mostré una gran pasión y esfuerzo por la música al lograr la beca de la Diputación Foral de Bizkaia y dos orquestas europeas (Holstein y Mahler). Mi profesor, Ashan Pillai, me animó a seguir trabajando duro para poder presentarme a la Royal Academy de Londres. Al principio no fue fácil. Para mejorar mi inglés (nivel medio) tuve que apuntarme a clases intensivas, ya que el nivel de idioma que exigen es muy elevado y no fue fácil compaginarlo con los exámenes de Liceu, con las entrevistas de Londres, etc…Finalmente, logré entrar siendo becado por la Royal Academy, un logro que jamás olvidaré por el trabajo y presión a las que me tuve que someter.

¿Por qué crees que será una oportunidad para ti?

Será una gran oportunidad en muchos aspectos. Podré viajar y conocer nuevas costumbres, lugares y personas. Animarme a completar nuevos retos y toda clase de situaciones difíciles. Mejorar mi inglés e inspirarme a base de tocar en increíbles escenarios mundialmente conocidos.

¿Qué crees que te puede aportar esta escuela?

La escuela está perfectamente diseñada y creada para que los alumnos y profesores puedan sentirse muy cómodos en todo momento. La Royal Academy consta de 7 impresionantes escenarios para los conciertos y actuaciones. Una gran cantidad de aulas de estudio para poder ensayar a cualquier hora del día. Un nivel de alumnado muy alto. Todos los profesores son reconocidos mundialmente y todos los años se les invita a los mejores intérpretes de cada instrumento para impartir masterclasses a los alumnos de la institución. Tienen un museo de instrumentos antiguos (Stradivarius, Amati, Guarneri… ) y una biblioteca con los manuscritos originales de grandes compositores. En general, es un sueño hecho realidad poder estudiar en una escuela como lo es la Royal Academy de Londres.

Me han comentado que últimamente has ganado algún premio en la modalidad de música de cámara. ¿Nos podrías contar que premios son?

A lo largo de estos dos cursos, aparte de lo anteriormente mencionado, he logrado el primer puesto en King’s Peak Internacional Music Competition de Estados Unidos, medalla de plata en Làslo Spezaferri International Music Competition de Italia y el segundo puesto en International Moscow Music Competition de Rusia. Sin duda muy orgulloso y contento de todos los resultados después de mucho esfuerzo y dedicación.