En el auditorio de COAS tuvo lugar un curso sobre emociones dirigido por la doctora Susana García Mangas al que acudieron profesores de Munabe. COAS apuesta fuerte por educar desde el corazón y capacitar a más profesionales con este enfoque.

En su presentación inicial del curso Susana destacó la importancia de entender y manejar nuestras emociones en la vida diaria. Para ella, nuestras emociones, mezcladas con la razón, son el alma de nuestra identidad y moldean nuestro desarrollo integral. En resumen, educar desde las emociones se vuelve fundamental para vivir en sociedad y entender mejor a los demás.

Para esta experta, el profesorado no solo tiene que identificar las emociones; sino que debe enseñar tácticas prácticas para lidiar con las emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y asco. Este enfoque práctico es lo que conocemos como inteligencia emocional, un conjunto de habilidades que nos ayuda a manejar nuestras emociones y comunicarnos mejor. El colegio se inició en esta formación hace cuatro años.

En el camino hacia esta inteligencia emocional, destaca el Modelo de Inteligencia Emocional Vinculación Emocional Consciente (V.E.C.). Este modelo, desarrollado con la colaboración del Instituto de Psicoterapias de Tiempo Limitado y bajo la dirección de D. Roberto Aguado Romo, propone cambiar el código emocional para mejorar la calidad de vida sin necesidad de cambiar nuestro pensamiento.

Durante el curso, se lanzó una verdad científica que no podemos ignorar: la emoción tiene la delantera sobre la razón. Susana, inspirada por Daniel Goleman, afirma que controlar nuestras emociones es clave para el éxito, sin importar cuán inteligentes seamos en otras cosas.

Los profesores no han terminado su viaje. En enero, tendrán una sesión final sobre EmocionArte, un proyecto educativo que aborda la gestión emocional desde el Arte. Aquí, la idea es identificar, entender y manejar nuestras emociones, con: dinámicas de grupo, relajación, meditación y trabajo individualizado. El uso combinado de lenguaje visual y verbal es una herramienta poderosa para ayudar a los alumnos a expresar y entender mejor sus emociones.