• Español
  • English
  • Euskara

La persona, lo primero.

Contigo hasta la meta.

AA

{gallery}noticias/munabe/senderismo-nervion{/gallery}

El pasado sábado, 9 de febrero, 16 familias recorrieron los hayedos del Monumento Natural del Monte Santiago hasta llegar al Salto del Nervión.

 

Restos de nieve, hayedos de cuento y más de 300 metros de caída libre fueron algunas de las sorpresas que se encontraron, el pasado 9 de febrero, las 16 familias que se animaron a hacer senderismo por el Monumento Natural de Monte Santiago. El objetivo, comprobar cómo se difumina el agua del Salto del Nervión hasta chocar con la roca de la montaña.

Porque el vértigo, en mayor o menor medida, estaba asegurado, pero el deleite aún más. El punto de encuentro fue el segundo parking, a 2 kilómetros del mirador, donde comenzó una auténtica aventura, repleta de hermosas panorámicas y vistas capaces de dejar sin aliento.

Sin embargo, su espectacularidad no se debe solo a los increíbles paisajes que se pueden vislumbrar desde los distintos miradores, también a la peculiar cola de caballo que forma la cascada o el contraste entre la frondosa pista forestal y el anfiteatro rocoso y natural que caracteriza al Salto del Nervión. Hubo incluso quien se animó a pisar el lugar donde comienza el salto de 222 metros en caída libre.