Estamos en los últimos días del curso. Un año lectivo marcado por la pandemia, el confinamiento y la desescalada. Todo ello ha supuesto un gran reto para todos. Pero es especial, para los alumnos de 2º de Bachillerato que, tras terminar el curso, deberán examinarse en la Selectividad y encaminarse hacia sus estudios universitarios. Llevan tiempo preparándose con las clases online, sin poder venir al colegio. Pero hay momentos en los que es imposible que se concentren en el estudio y es cuando el RETAbet salta a la pista en Valencia con un rostro más que conocido: su compañero de clase Miguel Ruiz.

 

 

La emoción de verle jugar es demasiado fuerte. Tras el partido ya recuperarán el tiempo, piensan, ahora lo esencial es apoyar a Miguel. ¡Y esperar que haga “alguna de las suyas”! Los profesores no paramos tampoco de enviarnos WhatsApps y de retwittear todas las noticias sobre el éxito de Miguel. Es un gran orgullo para todos ver que este alumno tan extraordinario está viviendo un sueño delante de nuestros ojos. No obstante, le animamos a que no descuide el estudio para la Selectividad, aunque ya está admitido en Deusto. Entre risas, nos dice que sólo puede estudiar en el tiempo en el que los demás jugadores echan la siesta, no más de hora y media al día.

 

 

También nos alegramos mucho por su familia tan maravillosa. Miguel padre, Antiguo Alumno del colegio, nos confirma que están felices de ver a su hijo mayor vivir su sueño. Que también le insisten en que este momento precioso lo recordará siempre, pero que lo importante es que estudie, que sea una gran persona, con los valores que ha vivido en su familia y en el colegio. Mientras nos lo dice, confirmamos en lo grandes que son nuestros alumnos y Antiguos Alumnos, y en todo lo que ellos nos enseñan de la vida. ¡Enhorabuena, Miguel, sigue así! ¡Estamos muy orgullosos de ti!